deutsch english espagnole русский
Información actual

19" server rack

Buscar

Enviar

Reactive-Power Kompensation

Instalaciones de compensación de GREINER

La instalación de compensación de potencia reactiva de Greiner, desarrollada en 2007, establece nuevos estándares en términos de longevidad, seguridad operativa y ahorro energético. Los armarios pueden operarse sin ventilación forzada con una potencia de compensación de hasta 280 kvar como compensación individual, o como celda de compensación en una instalación MCC. A la vez, los condensadores y las bobinas de reactancia de alta calidad (fabricados en Alemania) garantizan la seguridad necesaria y una larga vida útil de los componentes. Unos contactores para condensadores especialmente seleccionados, combinados con fusibles de 690 V o, en casos especiales, unos interruptores automáticos con una alta resistencia a cortocircuitos, protegen los componentes en caso de fallo. Un posible grado de bobinas de reactancia de hasta el 14% completa el concepto de protección de la instalación. La disposición especial de los elementos y la estructura del armario en un sistema de dos cámaras con una distancia incomparable entre los elementos termosensibles y las fuentes de calor, igualmente compactos, permiten unas temperaturas ambiente admisibles de hasta 40 °C en la sala de control.  El sistema de dos cámaras lo hace posible una estructura modular, en la que los condensadores sensibles al calor van dispuestos en la zona anterior y donde las bobinas de reactancia van instaladas, separadas espacialmente por una chapa intermedia en la zona posterior del armario, libremente en la corriente de aire. Esto evita un calentamiento de los condensadores debido a las bobinas de reactancia. Las diferentes temperaturas ambiente de las chimeneas anterior y posterior se determinaron en función de la posición de montaje en un ensayo de tipo térmico según DIN EN 60439 -1. De esta forma se demostró el efecto de chimenea pretendido con esta estructura. En una medición paralela adicionalmente se realizó, estando la instalación completamente conectada, un análisis de armónicos de las tres fases y del conductor de protección PEN, y en cada caso se determinó la relación armónica total THD (total harmonic distortion) durante el ensayo de calentamiento.

La disipación de la instalación completa se reduce a un mínimo utilizando unas secciones más grandes de las barras de cobre, evitando la formación de bucles de los conductores, seleccionando los componentes, especialmente una disipación reducida de las bobinas de reactancia, y de forma directa.

También puede realizarse fácilmente y en poco tiempo la sustitución rápida de los condensadores en caso de dispararse la protección contra sobrepresión. Cada uno de los condensadores puede soltarse directamente desde la parte frontal sin desmontar el módulo, y sustituirse por uno nuevo. En poco tiempo la instalación estará lista para volver a ser conectada.   

El cliente puede elegir entre una compensación fija y una compensación con un regulador de 6 escalones.